( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( )

“En el entorno digital, podría ser muy interesante tener personas con capacitación binacional.”

 -  -  38267


Con seis sucursales en España, la misión del Instituto Francés es promover la lengua y la cultura francesas y organizar una importante temporada cultural en asociación con empresas. Encuentro con Anne Louyot, Consejera de Cooperación y Acción Cultural de la Embajada de Francia, Directora General del Instituto Francés de España.

¿Qué es el Instituto Francés de España?

El Instituto Francés de España es el operador de diplomacia cultural de la Embajada de Francia. Anteriormente, por un lado se encontraba el servicio cultural de la Embajada para la Cooperación Cultural, Educativa y Académica, y por el otro, los Institutos Franceses para los cursos de francés y la programación cultural. Ahora todo se agrupa en el mismo marco institucional, lo que da mucha coherencia a nuestra acción.

Existen institutos en seis ciudades: Barcelona, ​​Bilbao, Madrid, Valencia, Zaragoza y Sevilla. Cinco institutos imparten clases de francés a unos 10.000 estudiantes al año. El de Sevilla no imparte cursos y se centra en la cooperación lingüística, cultural, educativa y académica en el sur de España.

También trabajamos en estrecha colaboración con la red de 21 alianzas francesas en España, asociaciones de abogados locales, supervisadas por la Fundación Alianza Francesa en París, que desempeñan un papel muy importante en la enseñanza del francés y la difusión de la cultura francesa en todo el país.

Nuestra programación cultural está organizada tanto en nuestros institutos como para nuestros socios: cine, invitaciones de autores, conferencias, teatro, música, divulgación científica, exposiciones, etc. El soporte para eventos de nuestros socios (teatros, museos, centros de arte, festivales, universidades …) es esencial porque nos permite llegar a un público más amplio y variado. Esto es importante en todas las áreas, especialmente para el debate de ideas.

 

¿Por qué este en particular?

Creemos que esta es un área en la que tenemos una misión particular. Debemos estimular la reflexión en torno a los grandes desafíos del mundo contemporáneo y la construcción de Europa. Esto es lo que estamos haciendo este año, como parte de nuestra temporada cultural titulada “Nosotros, Europa”.

 

¿Cuáles son las otras áreas prioritarias de su acción?

La cooperación educativa es muy activa en España. En particular, apoyamos la enseñanza del francés en las escuelas públicas españolas, conjuntamente con el Ministerio de Educación y Formación Profesional de España y las Comunidades Autónomas.

También buscamos impulsar la cooperación universitaria, incluso si ya es muy densa con 5.000 acuerdos Erasmus y más de 200 títulos dobles. Finalmente, también coordinamos la red de 22 escuelas secundarias francesas presentes en España.

Las industrias culturales y creativas (libros, publicaciones, cine, creación digital) también son prioridades.

 

¿Cuántos eventos organiza para su Temporada Cultural?

Cada año, organizamos unos 600 eventos en España, 300 de los cuales tienen lugar en Madrid.

 

¿Cuáles son los grandes proyectos madrileños del año?

 Este año, nuestra programación se centró en Europa. Este tema fue evidente: un año de elecciones europeas y ante las amenazas a la construcción europea, con el auge del populismo y el Brexit.

En particular, organizamos un ciclo de debates sobre “Europa en todos sus estados”, que comenzó con La Nuit des Idées en enero ; “Europa frente al presente” que aborda temas tan diversos como la migración, los derechos de las mujeres, el papel de la cultura, el fútbol, ​​las series; una exposición fotográfica “European Puzzle” de Jean-Christophe Béchet; un desfile de moda “Hecho en Eu-ropa”, resultado de un proyecto de cinco escuelas de moda de cinco países europeos (Francia, España, Portugal, Italia, Rumania) ; un ciclo alrededor del exilio republicano con debates y una obra de teatro, etc.

 

“Francia siempre está invitada a festivales españoles”.

 

¿Quién decide del tema de la programación cultural?

Todo depende del contexto, la actualidad y las prioridades de nuestra acción en los diversos campos. Reuno a mi equipo para discutirlo, luego le propongo temas al Embajador, que toma la decisión final. Esta programación dura de enero a diciembre.

 

¿Cuál es la imagen de la cultura francesa en España?

 Disfrutamos de una muy buena imagen. Los museos españoles a menudo tienen exposiciones de obras francesas, nuestros preestrenos de películas francesas atraen a un gran número de participantes, y los principales festivales siempre invitan a artistas franceses.

Pero a veces, nuestra imagen está un poco pasada de moda y debemos intensificar nuestra acción en áreas donde la creatividad francesa todavía no es muy conocida en España, como la creación digital, la música electrónica o la literatura infantil y cómics. También debemos trabajar para concienciar sobre el pensamiento francés contemporáneo en España: filosofía, sociología, ciencia política …

 

“Necesitamos financiamiento externo del sector privado”.

 

Para financiar todos sus proyectos, ¿necesita patrocinadores?

Nuestra financiación proviene del Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores y nuestros propios ingresos, pero si queremos una programación realmente ambiciosa, necesitamos financiación externa del sector privado. Es por ello que trabajamos juntos con empresas. Para la temporada 2019, tenemos cuatro socios: Orange, la Compañía de Phalsbourg, AccorHotels y Enagas.

Estas empresas nos permiten dar a nuestra programación cultural una dimensión nacional y comprender mejor las actividades y necesidades de las empresas interesadas, lo que puede ser muy útil para nosotros, por ejemplo, en el campo de la cooperación en formación profesional, pero también en reflexión sobre el desarrollo sostenible, las energías renovables o la revolución tecnológica.

 

¿Cómo trabaja con sus socios?

Intentamos tener una verdadera relación de colaboración, alimentada por el diálogo y los intercambios. Este año, nuestros cuatro socios se movilizan en torno a la necesidad de proteger, consolidar y desarrollar la construcción europea.

A cambio, les proponemos que se unan a nuestra programación. Con Orange, por ejemplo, compartimos preocupaciones sobre el desafío digital en el sentido amplio del término. La Compañía de Phalsbourg comparte sus opiniones sobre la arquitectura sostenible en las ciudades del futuro. Enagas está muy interesado en el tema de las energías renovables, y estamos organizando un evento de movilización sobre este tema. Este es también el caso de AccorHotels, patrocinador del proyecto Energy Observer, a cuya tripulación invitaremos para presentar este excepcional proyecto. Energy Observer es un barco de construcción francesa, que funciona con hidrógeno y recorre el mundo para advertir sobre el cambio climático y la necesidad de un cambio profundo en nuestro modelo energético.

También hay contrapartidas más tradicionales: nuestros socios están invitados a todas nuestras actividades culturales y disfrutan de condiciones favorables para nuestras clases de francés.

Fuera de nuestra temporada cultural, algunas empresas nos ayudan participando en ferias educativas y universitarias, para dar testimonio de la calidad de los cursos de francés o para explicar la importancia del dominio del francés para las empresas que trabajan entre Francia y en España. Estos foros sobre “francés, idioma de empleo” no funcionarían sin la presencia de las  empresas.

 

Hablando de los cursos de francés en empresas. ¿Se benefician muchas empresas españolas de estos cursos?

 En cada sucursal del Instituto Francés de España, una persona a cargo de los cursos de negocios está en contacto con empresas españolas, pero también francesas, que desean que su personal aprenda francés. En Madrid trabajamos con 47 empresas, la mayoría de ellas españolas. Para 17 de ellos, nuestros docentes se desplazan a las empresas. Para las otras 30, los empleados vienen a nuestras instalaciones.

 

“No tiene sentido hablar de cooperación en la formación profesional si no lleva a puestos de trabajo”.

 

¿Hay un área donde falta la cooperación?

El de la formación profesional franco-española, que existe pero debe desarrollarse. Para nosotros es muy importante que las empresas indiquen en qué áreas sería útil la capacitación franco-española. Este es obviamente el caso del turismo y la restauración, o el comercio internacional. Estamos viendo requisitos de formación binacionales en el campo de las tecnologías avanzadas o aeronáutica, por ejemplo. Para perfeccionar nuestra cooperación en esta área, necesitamos la orientación de las empresas. No tiene sentido hablar de cooperación en la formación profesional si no lleva a puestos de trabajo.

 

Camille Sánchez

Newsletter

38 recommandation(s)
bookmark icon

Newsletter