( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( )

Jan de Bock, Embajador de Bélgica en España: “Hay razones para creer que España saldrá adelante”

 -  -  4159


Jan de Bock, Embajador de Belgica: “Hay razones para creer que España saldrá adelante” Jan de Bock, embajador de Bélgica en España Después de cuatro años en Roma y una larga carrera diplomática, que lo ha llevado de Moscú a la ONU, pasando por la representación de Bélgica ante la Unión Europea, Jan de Bock de 63 años, llega a Madrid en agosto del 2011. El embajador de Bélgica en España, acompañado de dos de sus consejeros económicos y comerciales; Michel Bricteux de la región Valonia y Dirk Verlee de la región de Flandes, ha recibido por un largo momento a “Le Courrier d’Espagne”. Ha sido la ocasión para evocar las relaciones económicas entre Bruselas y Madrid. Le Courrier d’Espagne: Cuáles han sido sus primeras impresiones llegando a Madrid? Jan de Bock: En el plano cultural, económico y regional, es un país complejo y muy diferente de Italia, donde he estado anteriormente. En el momento de mi llegada se vivían los últimos días del gobierno Zapatero. Todos sentíamos los problemas económicos acumulándose. En Bélgica la crisis no se vivía de manera tan aguda como en España. Debimos hacer frente a una crisis bancaria, en 2008-2009, pero el país siempre fue hacia adelante y no hubo explosión del desempleo ni un retroceso real en la actividad económica. España ha estado fuertemente tocada por la crisis, incluso si ciertos sectores las cosas van mejor hoy en día. Tenemos la impresión de que las finanzas públicas han sido retomadas en mano, pero el índice de desempleo continua muy elevado y los créditos no han sido re-establecidos, condición mayor para renovar el crecimiento. En cuanto a las empresas belgas; están bien aquí, se mantienen, muy pocas han partido de España. Algunas han comenzado a reinvertir aquí, incluso si tienen que hacerlo desde su base en Bélgica, para no recurrir al sistema bancario español, ya que todo esto sigue dudoso. LCE: Cuál ha sido su principal objetivo después de su llegada? Jan de Bock: Hay que consolidar el vínculo que hemos desarrollado con España después del final del franquismo. Tenemos una relación de confianza. En Bruselas he estado sentado durante varios años a un lado del representante español ante la Unión Europea. El número de expedientes, en los cuales defendíamos los mismos temas era impresionante, ya fuera por la justicia, los temas nucleares, etc. Con España siempre estamos prácticamente sobre la misma línea. En el tema cultural, es aun más evidente. Por ejemplo; la colección más grande de tapices belgas se encuentra en España, en el museo del Prado hay una exposición de Van Dyck, lo que simboliza que España y Bélgica significan algo el uno para el otro. LCE: Cuál es el perfil de las empresas belgas en España? Michel Bricteux: Son la imagen de Belgica, que tiene una parte industrial importante, no muy diferente de la de España. Existen evidentemente las grandes empresas instaladas desde hace muchos años como; Solvay (Química) o UCB (Biofarmacia). Solvay, por ejemplo, está en España desde hace más de un siglo. Hay también las estructuras pequeñas implantadas aquí por Belgas que han creado sus propias empresas. Hay que saber que Bélgica tiende a perderse en el paisaje. Puede ser que nuestras sociedades no tengan una gran visibilidad a diferencia de España que cuenta aun con grandes nombres como; Inditex o Armancio Ortega (3era fortuna mundial), pero están bien presentes. Practicamos “para vivir felices, vivimos escondidos”, incluso si nuestras empresas no logran meter en valor la medida de sus capacidades.
 Dirk Verlee: Esta discreción es una de nuestras fuerzas. La gente no nos percibe como una amenaza. Además no hay que olvidar que el 99% de las empresas belgas son Pymes. Si tenemos que remarcar una actividad fuerte de nuestras empresas en España, tendríamos que evocar el sector de la logística importante para nosotros que como testimonio tenemos los cuatro puertos marítimos de la región de Flandes que son un motor. Estas sociedades vienen frecuentemente a España. El Embajador Jan de Bock, con Philippe Chevassus director de Le Courrier d’Espagne  LCE: Ustedes evocan la logística. En España el puerto de Barcelona es clave para este sector. Existe alguna inquietud entre los círculos de empresarios belgas, en relación a los movimientos de separación escuchados después de las elecciones catalanas? Dirk Verlee: Nosotros no tenemos un interés particular en Cataluña. Para nosotros Bilbao es un puerto más importante. En primer lugar, en cuestiones de tráfico, el primer destino de Bilbao es la región de Flandes. Es una via de acceso natural en los dos sentidos. Hablamos con frecuencia de las “autopistas del mar” que se deben hacer de manera que los camiones no atraviesen mas por Francia para evitar la contaminación. Hay que decir que hay una línea regular entre Bilbao y Zbruge con una rotación de tres veces por semana. Michel Bricteux: Lieja, por ejemplo, es el tercer puerto interior de Europa que dispone de una plataforma logística importante, muy cerca de Alemania ….. Un día de carretera desde Bélgica permite alcanzar un mercado de 400 millones de consumidores!   LCE: No existen fronteras entre estos dos países, pero si muchos puntos en común, como el multilingüismo, poderes regionales poderosos o la monarquía. Una pequeña pregunta, al día de hoy que España está asfixiada por la crisis, podría inspirarse del “modelo” belga? Jan de Bock: El modelo belga tiene puntos fuertes. Nos encontramos en un punto estratégico en Europa. Exportamos el 80% de nuestra producción, esencialmente a tres mercados; Holanda, Alemania y Francia. Contamos con políticas que nos obligan a hacer las cosas tan bien como estos tres países, lo que nos hace competitivos para estos mercados tan importantes. Evidentemente para España es diferente, ya que tiene una posición más periférica. Pero hay cosas que nos funcionan muy bien y de las cuales debemos estar orgullosos. Por ejemplo la concertación social, que es una fuerza de nuestra economía. En Bélgica existe este sentimiento de defender el bien común. No quiero decir que no exista en España, pero para los Belgas es un valor fundamental portado por el conjunto de las fuerzas socioeconómicas.  LCE: El turismo belga en España es muy importante. Hace algún tiempo era turismo en masa. Qué ha cambiado al día de hoy? Dirk Verlee: No podemos seguir imaginando un turismo como en los años 70 o 80´s, cuando todo el mundo iba a Lloret de Mar o a Torrevieja. Las personas han cambiado hacia la capital, en búsqueda de la cultura, los monumentos o al interior del país. Por ejemplo, Santiago de Compostela tiene una muy buena campaña publicitaria. Así como también Asturias, el país Vasco, Toledo o Granada. La imagen de España ha cambiado y lo mismo en el otro sentido. Antes el español promedio no pensaba en Bélgica como destino para sus vacaciones, pero ahora no duda en realizar estancias cortas para visitar nuestras ciudades culturales como Bruselas, Brujas o Gante.
 Michel Bricteux: Podemos citar como ejemplo el sitio Toprural.com que ha sido creado por un belga (Francois Derbaix). Este sitio nos muestra que la formula “turismo de interior” esta creciendo. Hemos comenzado a buscar otra cosa aparte de las playas. En una ciudad de costa como Salou, en ciertos hoteles encontramos afiches donde todo está escrito en ruso. Hoy los belgas demandan otro tipo de turismo.  LCE: En el 2012, 1.7 millones de Belgas han visitado España, una cifra ligeramente baja. Vuestros compatriotas están abandonando España para disfrutar de otros destinos? Jan de Bock: España sigue siendo el segundo destino turístico después de Francia. Existen también cada vez más y más belgas que invierten en inmuebles en este país.  LCE: Estos últimos años, un alto número de jubilados belgas se han instalado en España. Este fenómeno continua a pesar de la crisis? Jan de Bock: Si, las cifras aumentan año con año. En este caso la destinación número uno sigue siendo la costa. En España hay 22,500 belgas inscritos en nuestros consulados, incluso si la administración española ha identificado a 36,500. Habrá también un gran número de belgas, que son residentes por temporada, que no se han inscrito en los consulados ni inscrito en España. Podemos estimular que existen al menos 50, 000 belgas que pasan una gran parte del año en España. Para un país de once millones de habitantes, es un número importante. LCE: Air Europa ha abierto una línea Madrid-Bruselas en diciembre. Ha recibido peticiones de compañías españolas para desarrollar nuevos enlaces, notablemente compañías low-cost? Jan de Bock: No después de que estoy aquí. Pero está claro que el día de hoy existen muchas conexiones entre los dos países. Son vuelos que van llenos, por lo que no hay ninguna razón par que esto no continúe desarrollándose. LCE: Hemos evocado las empresas belgas en España. En el otro sentido, existen oportunidades para las sociedades españolas en Bélgica, notablemente en el sector de la construcción, donde sus competencias son reconocidas? Dirk Verlee: No veo realmente una tendencia en el sector de infraestructura, pero si un interés creciente en las inversiones. Cuando llegué, hace cuatro años, raramente veíamos algún expediente de empresas españolas que quisieran invertir con nosotros. El dia de hoy las hay todo el tiempo, notablemente en el sector de la biotecnología o la distribución. Michel Bricteux: En materia de infraestructura, ingeniería y servicios, se manifiesta notablemente un interés por Bruselas, en razón de la existencia de las instituciones europeas en la ciudad.

Jan de Bock: Cuando estuve en Italia y asistía a las semanas de inversión para atraer empresas italianas a Bélgica, era una verdadera “lucha” para poder llenar las salas. Aquí no es el mismo caso; tenemos grandes salas completamente llenas. Algo que dice mucho acerca de la profundidad de la crisis, sino también del dinamismo que existe. Madrid es una capital económica, que no es el caso de Roma. Probablemente no inmediatamente, pero en un plazo de uno o dos años se podrá recuperar. El gran problema a resolver es el desempleo.

  LCE: El programa ERASMUS se ha visto recientemente amenazado. Los intercambios entre ambos países, son buenos? Jan de Bock: Es una de las buenas noticias del último acuerdo por el presupuesto europeo en Bruselas. Creímos que habría cortes para el Erasmus, pero finalmente habrá un alza en relación al ejercicio anterior. En el periodo 2010-2011 había 1.542 estudiantes belgas en España, sobretodo en Salamanca, Madrid y Barcelona. España sigue siendo uno de los principales destinos. Dirk Verlee: Si. Todo esto va a veces a experiencias mayores a un año, ya que muchos de estos estudiantes se quedan en el país; se casan, continúan con su formación en este país. Entre estos jóvenes profesionistas están los que tienen hijos y crean sus propias empresas. Michel Bricteux: Estas redes que se construyen son importantes para nosotros. Existe por ejemplo, una asociación de ex alumnos belgas en España ASEABEL con la cual trabajamos. Como consejeros económicos, recibimos una gran cantidad de información de estos profesionistas que ese encuentra con la realidad económica del país. LCE: Qué argumentos darían ustedes para invertir en Bélgica? Dirk Verlee: En primer lugar, la situación geográfica. Estamos muy bien situados; el 60% del poder adquisitivo de la Unión Europea está concentrado en un círculo de 500 km alrededor de Bruselas. Existen también diferentes culturas que se encuentran, hecho que hace que Bélgica sea utilizado comúnmente como mercado de prueba. A título de ejemplo, al momento de lanzar Cherry Coke, Coca-Cola ha utilizado Bélgica para probar su producto. Somos gente muy flexible; lingüística y comercialmente y somos aceptados en todo lugar por el que pasamos. En Francia, por ejemplo tenemos una imagen simpática. Michel Bricteux: Hay también una excelencia en la formación belga. A pesar de los costos salariales altos, la competitividad de nuestra mano de obra es reconocida. Es cierto que el empleado u obrero belga cuesta caro al empleados, pero su rendimiento asegura una competitividad creciente.   LCE: En algunas palabras, cual seria el mensaje principal de los consejeros económicos de la Embajada para los empresarios belgas que desean invertir en España?

Michel Bricteux: En dos palabras yo diría: prudencia y vigilancia. Es un consejo de las aseguradoras y las instituciones de crédito dado a los empresarios en el momento de su salida de Bélgica. Pero las oportunidades existen! Solo hay que continuar trabajando el mercado. Dirk Verlee: No hay que fiarse de las primeras impresiones. La imagen que los medios dan de España es muy fatalista. A pesar de la difícil situación, existen muchas posibilidades. Si la cifra de los intercambios comerciales no ha necesariamente cambiado, es porque nuevas actividades han sido creadas y han reemplazado a esas que han desaparecido. LCE: Usted es diplomático desde 1975. En cuarenta años, usted tiene la impresión que de la visión acerca de Bélgica ha evolucionado de manera positiva, o al contrario que se ha degradado? Jan de Bock: Bélgica ha cambiado mucho, pero la encuentro más fuerte el día de hoy. Es un país post-moderno que ha dejado detrás todo rastro de nacionalismo. Somos un país muy europeo. Uno de los padres de Europa, Paul-Henri Spaak, nuestro ministro de asuntos extranjeros desde hace 40 años, siempre dice: “En Europa existen dos tipos de países pequeños, aquellos que saben que son pequeños y aquellos que aun no lo saben”. Es una manera muy belga de expresarse, pero es cierto: hay países que no se han dado cuenta aun, de que necesitaban a la Unión Europea para sostenerse. Nosotros lo hemos entendido desde hace mucho tiempo y nos hemos organizado en base a esto. Tomamos una nueva forma cada cinco o diez años, y a pesar de todo, las cosas siguen funcionando. Bélgica es un país no muy típico, pero nos las arreglamos bien.  LCE: Una pregunta un poco más personal, cual es vuestro restaurante predilecto en Madrid?  Jan de Bock: Tengo que señalar que hay un muy buen restaurante belga “L’Atelier Belge”. Esta también “Astrid & Gastón”, enfrente de la embajada. Es un restaurante peruano, original y muy bueno, es un tipo de cocina que encontramos poco en casa.  LCE: Cuál es el lugar en España, que lo ha marcado? Jan de Bock: Cuenca me ha gustado mucho, representa todo aquello que nos puede gustar de España: una arquitectura extraordinaria, paisaje excepcional, un bello museo y muy buenos restaurantes.  

Algunas cifras:
  • En 2012, Bélgica ha exportado más de 8 millones de euros, siendo una disminución del 15%, en relación al 2011.
  • España ha exportado alrededor de 6 billones de euros a Bélgica, un aumento de +0.04%.
  • España es el 7° cliente de Bélgica y su proveedor numero 11. 40% de las exportaciones belgas comprenden productos químicos y plásticos, 15% maquinas y 10% productos agro-alimentarios.
  • En 20 años el número de ciudadanos belgas en España ha aumentado 40% en Alicante y Tenerife, 32% en Barcelona y 14% en Madrid. En Madrid y Barcelona son en su mayoría hombres de negocios, en Madrid por ejemplo el 13% de los belgas inscritos son jubilados.
  • Según un estudio del 2010 más de 20,000 residencias secundarias pertenecen a ciudadanos belgas.

Newsletter

4 recommandation(s)
comments icon Commenté 0 fois
0 commentaires
bookmark icon

Écrire un commentaire...